Los 33 Lugares Que Tienes Que Ver En Roma.

Unas de las obras maestras de Bernini es la Fuente de Cuatro Rios.

Encima de información imprescindible sobre que hacer en Italia, Walks of Italy ofrece visitas guiadas en español en Roma

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, como también que no basta una vida para conocerla por completo. Y es que la capital italiana es la ciudad más poblada y extensa del país además de ser una de las capitales europeas más grandes, considerando a la extensión de su territorio. En la ciudad eterna se concentra la mayor cantidad de bienes históricos y arquitectónicos del mundo, lo que la convierte en un verdadero museo al aire libre, donde en cada rincón se esconde una obra maestra que narra un pedazo de su historia y la del mundo entero. Rica en arte, cultura y gastronomía es una inspiración y ejemplo para otras ciudades, sin duda una experiencia inolvidable, es por eso que seleccionamos los 33 lugares que tienes que ver en Roma.

1. El Coliseo

RomeColliseum-19 (1) copy

La silueta inmortal del Coliseo

Un ícono que no necesita presentación. Es uno de los monumentos más importantes y representativos de Roma, además de ser unos de las más populares atracciones en Roma. El Coliseo fue construido entre el 80 y 70 a.c para que más de 50.000 personas disfrutaran de espectáculos como muestras de animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y las peleas de gladiadores. Visitar una las Siete Maravillas del Mundo Moderno durante el día y revivir en primera persona los años de gloria del Imperio Romano, o verlo de noche iluminado desde todos los ángulos es un espectáculo que deja a todos con la boca abierta.

2. El Pantheon

_WEB4434 copy

El Panteón es el edificio romano más completo en Roma.

Construido por el emperador Adriano entre el 118 y el 125 d.c, es una imponente construcción con columnas de granito egipcio, transportadas miles de kilómetros hasta llegar a donde se encuentran actualmente y su cúpula de 44 metros de diámetro por el cual el sol se alinea exactamente a las 12:00 hrs. Es la cúpula de hormigón más grande en todo el mundo, un hecho aún más impresionante considerando que tiene más que 2,000 años. Luego de atravesar las grandiosas puertas de bronce, de casi 7 metros de altura, el decorado del interior, donde descansan los restos de Vittorio Emanuele II, Umberto I, Margherita di Savoia y del gran Raffaello Sanzio, te hará sentir diminuto.

3. Foro Romano

_WEB3186 copy

El Foro Romano tiene muchos visitantes durante la temporada alta.

En este lugar se desarrollaba la vida pública y religiosa de la Antigua Roma, y hoy después de dos mil años, aún es posible recorrer la Vía Sacra, admirar el Arco de Tito y Severo Séptimo, los Templos de Antonino y Faustina o las Basílicas de Majencio y Constantino. Imposible no emocionarse con los restos de la civilización protagonista de las páginas de la historia universal al retroceder en el tiempo más de 20 siglos y pasear por las calles por las que anduvo Julio César.

4. Arco de Constantino

Desde el año 315 se alza imponente con sus 21 metros, solo a pasos del Coliseo. El más moderno de los arcos triunfales realizados en la antigua Roma narra la victoria de Trajano frente a los Dacios entre otros triunfos y conquistas en el relieve de su mármol. Su impresionante estado de conservación y excelente ubicación lo convierten en un punto de referencia en la ciudad y una postal obligatoria para sus visitantes.

5. Fontana di Trevi

La fuente más famosa y linda del mundo tardó 30 años en completar su construcción, donde el  estilo Barroco junta elementos de arquitectura, escultura y naturaleza en un mismo escenario. La composición de figuras representa el océano con caídas de agua entre los acantilados de travertino, tritones, conchas marinas, caballitos de mar y otros elementos representativos en la magnífica figura central. Las historias en relación a la Fontana di Trevi son infinitas, desde apariciones en películas como “La Dolce Vita” de Federico Fellini, hasta el mito de tirar una moneda de espaldas a la fuente si quieres volver a la ciudad eterna, para encontrar el amor lanzar dos y tres si quieres casarte. Visitarla a cualquier hora es una experiencia única, pero de noche, iluminada completamente es un momento mágico.

6. Termas de Caracalla

Revestidas de mármol y decoradas con preciadas obras de arte, los ciudadanos acudían no solo para mantener su higiene, también para hacer ejercicio, pasear por sus jardines, visitar la biblioteca, mejorar sus relaciones sociales o rendir culto a los dioses en el templo. Aunque hoy solo quedan muros de ladrillo y grandes bóvedas de lo que fue uno de los pasatiempos preferidos de los romanos, es posible caminar por los restos de uno de los mayores y más espectaculares complejos termales de la antigüedad y revivir el esplendor que siglos atrás reinaba en las termas de Marco Aurelio, más conocido como el Emperador Caracalla.

7. Ara Pacis

Este monumento erigido entre el 13 y 9 a.c. en conmemoración a las victoriosas batallas del emperador Augusto en Hispania y la Galia, estaba situado en el Campo de Marte de tal forma que la sombra del gran obelisco se proyectaba sobre el Ara Pacis el día del cumpleaños de Augusto. Sin embargo, debido a la crecida del río el altar quedó sumergido en el lodo donde permaneció durante más de un milenio, hasta que en el siglo XVI se encontraron parte de sus restos y recién en 1938 se llevó a cabo la reconstrucción que se conserva hasta hoy.

8. Bocca della verità

La Boca de la verdad es una escultura de mármol dedicada al dios del mar en forma de un disco de 1,75 metros de diámetro que  representa un rostro masculino con los ojos, la nariz y la boca perforados. Rodeada de historias, cuenta la leyenda que mordía la mano de aquél que mentía, y es esta misma razón por la que sigue generando intriga y expectación entre quienes la visitan.

9. Castello Sant’Angelo

Castel Sant Angelo from bridge, Rome.

Castel Sant Angelo.

Esta fortaleza está ubicada en la orilla derecha del río Tíber, construida en el año 139 por el emperador Adriano y se le agregó la estatua de un ángel en el año 590 por la visión del Arcángel San Miguel que tuvo el Papa Gregorio I. Por estar a poca distancia, en 1277 se construyó un corredor fortificado de 800 metros de longitud que conectaba el castillo con la Ciudad del Vaticano para que el Papa pudiera escapar en caso de que se encontrara en peligro. Hoy sus cinco plantas exhiben las celdas en las que permanecieron encerrados algunos personajes históricos, estancias papales decoradas con frescos de la época renacentista conservados a la perfección, además de las extensas colecciones de armas medievales y la terraza panorámica para disfrutar desde lo más alto la ciudad.

10. Monumento a Vittorio Emanuele II

Conocido entre los romanos como Il Vittoriano, es un imponente edificio situado en la Piazza Venezia de 135 metros de ancho y 70 metros de alto con majestuosas columnas corintias e interminables escaleras, todo en mármol blanco. Inaugurado en 1911 como homenaje a Víctor Manuel II, primer rey de Italia tras su unificación, cuya escultura ecuestre en bronce preside el conjunto, resguarda en su interior el Instituto para la Historia del Risorgimento italiano y el Museo Central del Risorgimento. Pero es su terraza la que llama la atención de quienes lo visitan, ya que desde acá se pueden tomar las mejores panorámicas de Roma.

11. Villa Borghese

Los que alguna vez fueron los jardines de la familia Borghese, es hoy uno de los parques urbanos más grandes de Europa. No te puedes perder la perfecta combinación entre naturaleza y arte romano, como la naturaleza convive en armonía con esculturas como el Reloj de agua de Pincio y edificios como el teatro Silvano Toti Globe Theatre. Además de ofrecer relax y desconexión del movimiento urbano, es un perfecto panorama cultural y familiar, ya que aquí se encuentran el zoológico Bioparco de Roma y el Museo Galería Borghese con obras de artistas como Rafael, Tiziano o Caravaggio.

12. Trastevere

jewish-ghetto-trastevere copy

Unas des las calles características de Trastevere

El barrio emblema del espíritu romanesco no solo es una invitación a caminar por calles y plazas llenas de vida, casas que parecen la ambientación de un film y descubrir restorantes de comida típica, es un viaje en el tiempo y una puerta abierta para descubrir de día o de noche la verdadera identidad y vida romana.

13. Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano

RomeVatican-33 copy

La plaza de San Pedro desde la entrada de la Basílica de San Pedro.

En el corazón de roma se ubica el centro neurálgico de la Iglesia Católica. Aquí se encuentran la Plaza de San Pedro, construida por el maestro Bernini a mediados del siglo XVII, que sorprende no solo por su espectacular dimensión, también por las 284 columnas y 88 pilastras que bordean la plaza, mientras desde lo alto 140 estatuas de santos observan el obelisco de 25 metros de alto, traído desde Egipto en 1586.

14. Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano

IMG_8499 copy

La basílica más importante en el mundo tiene un interior incomparable.

El templo religioso más importante del catolicismo y la iglesia donde el Papa celebra las liturgias más importantes, acoge en su interior a la Santa Sede. Fue construido entre 1506 y 1626, proceso en el cual participaron destacados arquitectos como Bramante, Miguel Ángel o Carlo Maderno. Visitar la basílica no es sólo un acto de fé, aquí hay grandes obras de arte como la Piedad de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro en su trono que debes ver.

15. Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano

_WEB2255 copy

Los mosaícos de Rafael son unas de las obras más memorables de los Museos Vaticanos.

Desde 1503, con la iniciativa del Papa Julio II de donar su colección privada, comenzó a formarse un repertorio de obras de gran valor hasta convertirla en una de las más grandes del mundo. Ahora la colección forma parte de unos de los lugares imperdibles de Italia. Obras griegas, egipcias y romanas, tapices flamencos de los siglos XV y XVI, una colección de cerámicas y mosaicos medievales en miniatura, candelabros del siglo II d.C, una galería de mapas cartográficos pintados sobre los muros, hasta carrozas, sillas de montar, automóviles e incluso la primera locomotora de la Ciudad del Vaticano, entre muchas otras son las colecciones que se pueden admirar aquí. Definitivamente una parada imperdible para agregar a cualquier itinerario. Para más información, lee nuestro blog sobre como visitar lost Museos Vaticanos. 

16. Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

Uno de los mayores tesoros del Vaticano y el mundo entero. Es aquí mismo donde se elige y corona a los Papas. Sin embargo no debe su fama mundial a esto, ya que son los frescos que recubren por completo las paredes y techo los que se roban las miradas y suspiros de sus visitantes. Y es que algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel, quien tardó cuatro años en pintar el techo de la bóveda para contar las nueve historias del génesis que ocupan la parte central. Sin duda alguna, la Creación de Adán es la imagen más conocida de la Capilla Sixtina y representa la historia del Génesis en la que Dios da la vida a Adán. Una experiencia que va más allá de lo terrenal y un verdadero privilegio.

17. Museos Capitolinos

Es uno de los museos más antiguos del mundo y el principal museo municipal de Roma. Ubicado en la Plaza del Campidoglio, se compone del Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo unidos ambos edificios a través de la Galería Lapidaria, un paso subterráneo sin necesidad de salir de los museos. Es una oportunidad única de ver una completa pinacoteca con famosas pinturas de autores de la talla de Caravaggio, Tiziano, Rubens y Tintoretto, una colección de bustos de personajes ilustres, además de sus grandes puntos de interés como la figura original de la Loba Capitolina y  la estatua ecuestre original de Marco Aurelio. Una visita histórica en pleno centro de la capital romana.

18. Palacio Barberini

Un majestuoso ejemplo de la arquitectura barroca capaz de superar a las residencias más lujosas que pertenecieron a la nobleza romana entre 1625 y 1633, hoy es la Galería Nacional de Arte Antiguo. Entre las múltiples salas decoradas del edificio hay más de  1.400 obras de grandes artistas de los siglos XIII al XVIII, entre los cuales se encuentran Tiziano, El Greco, Caravaggio, Tintoretto o Rafael con su obra maestra “La Fornarina”. Un panorama perfecto para los amantes del arte.

19. Galería Spada

Al interior de un exuberante palacio de mediados del siglo XVI, se pueden apreciar en sus distintas salas cientos de cuadros del siglo XVI y XVII reunidos por la familia Spada para promocionar el arte de su época. Pero la mayor atracción se encuentra en los jardines de la propiedad, donde llegan incluso quienes no son amantes del arte. Se trata de la falsa perspectiva de Borromini, una galería de 9 metros de largo que parece tener 40. A medida que las paredes se estrechan, el suelo se eleva y la altura disminuye, con lo que el artista logra que la pequeña escultura situada al final de la galería parezca de tamaño natural. Una curiosidad que transforma este lugar en un punto de gran interés.

20. Plaza Navona

Fountain of the Four Rivers and the church of Sant'Agnese in Agone in Piazza Navona.

La Piazza Navona es uno de los grandes encrucijadas en Roma.

Con un elegante estilo barroco, la plaza está rodeada de restaurantes y terrazas donde se puede disfrutar de las actuaciones de diferentes artistas callejeros prácticamente a cualquier hora del día. Las tres fuentes presentes en la plaza son su mayor atractivo, la Fuente de los Cuatro Ríos construída por Bernini con cuatro estatuas que representan a los cuatro ríos más importantes de la época: el Nilo, el Danubio, el Ganges y el Río de la Plata, junto a un obelisco de 16 metros de altura. La Fuente del Moro en la parte sur y la Fuente de Neptuno diseñada por Giacomo della Porta y finalizada por Zappalà y Della Bitta. Un ambiente único hacen de la Plaza Navona en una de las plazas barrocas más bonitas del mundo.

21. Plaza de España

Spanish Steps at night.

Las escalinatas en la Plaza de España son un punto de encuentro para muchos romanos.

Situada en una de las zonas más destacadas de Roma, conecta con la Via dei Condotti, la Via Frattina y la Via del Babuino bajo la atenta mirada de varios palacios del siglo XVII y XVIII. Las escalinatas de la plaza, la conectan con la Iglesia de Trinità dei Monti, a lo largo de los años se han transformado en el lugar de encuentro para los ciudadanos locales y de merecido descanso para los turistas quienes aprovechan el momento para fotografiar la Fontana della Barcaccia, otra obra de la Familia Bernini.

22. Plaza del Popolo

Otro lugar de interés que todo visitante debe conocer estando en Roma, ya que este lugar que antiguamente constituía la entrada a la ciudad, aún es un importante cruce de caminos. Aquí nacen tres importantes calles; la Vía del Babuino, la Vía di Ripetta y la Vía del Corso, una de las principales arterias comerciales de la ciudad. Además el enorme obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II, conocido como Obelisco Flaminio, las iglesias de Santa María del Popolo, Santa María dei Miracoli y Santa María in Montesanto se encuentran en la misma, basta un paso para descubrirlas.

23. Plaza del Quirinale

Aquí se encuentra el Palacio que da nombre a esta plaza, construido en 1573 como residencia de verano para el papado, el Palazzo del Quirinale se convirtió en la residencia real italiana tras la unificación de Italia y desde 1947 en la residencia para el presidente de la República. Además la plaza cuenta con elementos llamativos como el obelisco que adornaba el Mausoleo de Augusto y las estatuas de Cástor y Pólux pertenecientes a las Termas de Constantino. Pero es la ceremonia del cambio de guardia el evento que atrae a los curiosos todos los días a las 15:00 horas.

24. Basílica de San Juan de Letrán

WofI_150526_0794-HDR copy

Fue la primera iglesia que se construyó en la ciudad, es la más importante de las cuatro basílicas mayores, además de ser la Catedral de Roma. Es, también, unas de nuestras iglesias favoritas en Roma. Levantada en el siglo IV en honor a San Juan Bautista y al evangelista San Juan ha tenido un importante rol en la historia, ya que hasta 1870 todos los Pontífices fueron investidos en ella. Cada detalle es relevante, el pórtico de dos pisos que se encuentra en la fachada principal de la basílica data del siglo XVIII, lugar desde el cual el Papa da su bendición cada Jueves Santo, las estatuas de Cristo y los santos esculpidas durante el siglo XVIII dan la bienvenida a los fieles que entran por las puertas centrales de bronce, originales de los Foros Imperiales. Y su interior no se queda atrás, con techos y suelos decorados con mosaicos sobre los que se nacen imponentes columnas y colosales estatuas. Es obligación visitar la Escalera Santa, situada frente a la basílica, ya que es la misma por la que subió Jesucristo para ser juzgado en Viernes Santo y fue llevada desde el palacio de Poncio Pilato en el año 326.

25. Iglesia Santa Maria della Vittoria

Para los amantes de los libros y para quienes vieron la película Ángeles y Demonios, este es un lugar conocido, ya que la basílica del siglo XVII aparece en la historia central de la novela de Dan Brown. Aunque su fachada no llame tanto la atención y pase casi desapercibida, esconde un interior con una exuberante decoración que junto a la luz de las velas completan la atmosfera única del templo que resguarda una de las obras más destacadas de la escultura barroca, “El Éxtasis de Santa Teresa” de Bernini.

26. Basílica de San Pietro in Vincoli

Aunque la Basílica de San Pietro in Vincoli es un templo diferente a los demás por su sencillez y su mínima decoración, esconde grandes tesoros. El relicario bajo el Altar Mayor guarda las cadenas con las que San Pedro fue encarcelado en Jerusalén y la impresionante estatua de Moisés elaborada por Miguel Ángel son dos enormes razones para visitarla.

27. Via del Corso

Las principales boutiques de diseñadores como Prada, Louis Vuitton, Bulgari o Armani y tiendas para todos los presupuestos están concentradas en esta calle, que para los amantes de las compras, se transforma en un verdadero paraíso terrenal y los conducirá hasta el ambiente chic de la Galleria Alberto Sordi.

28. EATALY

Aunque parece un centro comercial, en realidad es el templo del sabor. Todos los alimentos y productos con la calidad Made in Italy se encuentran reunidos en un único lugar. Los amantes de la buena mesa podrán comprar aquí los productos de la gastronomía top italiana, comer los mejores platos o participar en los distintos eventos que se llevan a cabo en los más de 17.000 metros cuadrados y 23 restorantes.

29. Cinecittà

Audrey_Hepburn_and_Gregory_Peck_on_Vespa_in_Roman_Holiday_trailer

Gran parte de la cultura popular italiana se ha construido a partir de la realidad y fantasía transmitida a través del cine y televisión, por esta razón no es extraño que en Roma exista un espacio dedicado a la producción y rodaje de estos. Los estudios cinematográficos de Cinecittà han recibido a grandes directores como Fellini o Visconti y han sido el escenario principal de más de 3.000 films como Gangs of New York o la serie de HBO ROMA. Hoy es posible recorrer algunas de las ambientaciones de estos y sentirse como el verdadero protagonista de sus historias. La fábrica de los sueños es una parada obligatoria.

30.Via Margutta

Ubicada entre las famosísimas Plaza de España y Plaza del Popolo, esta pequeña calle se escapa de las guías turísticas y esconde verdaderas joyas y una gran historia. Aquí han vivido en algún momento de sus vidas personalidades como Puccini, Picasso, Anna Magnani o Federico Fellini. Además estando aquí es posible visitar las botteghe de los artesanos y respirar la atmósfera de la Dolce Vita.

31. Jardín de los naranjos

En lo más alto del monte Aventino, una de las siete colinas de Roma, se encuentra el Parque Savello o Giandino degli aranci. Un parque privilegiado con una de las mejores vistas de Roma, y un rincón ideal para ver atardecer rodeado de calma, lejos de las multitudes y el caos que colman el centro. Esperar el atardecer desde el mirador del jardín, asomándose al río Tiber se convierte en todo un panorama cuando la Ciudad Eterna despliega toda su magia en forma de cúpulas y campanarios.

32. Mercado del Testaccio

El mercado romano más auténtico está ubicado en pleno centro del barrio Testaccio, siempre acompañado del río Tiber. Una vez fue la puerta de entrada de mercancías durante la Roma Imperial pero hoy es un barrio poco turístico y completamente residencial. En su interior el mercado ofrece locales de ropa y utensilios, verduras, carne, pescado y los mejores paninos de la ciudad.

33. Pirámide Cestia

Es nada mas ni nada menos que la tumba del Pretor Cayo Cestio Epulone. Fue construida cerca del año 12 a.c, periodo en el que la cultura egipcia ejercía una fuerte influencia de estilo en la cultura romana. Con sus 36,40 metros de altura por una base cuadrada de unos 30 metros de lado, llama la atención de todos los transeúntes al encontrarse inmersa en la ciudad. Es sin duda una curiosidad digna de visitar.

la Plaza Navona es un lugar que tienes que ver en Roma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *