La Basílica de San Pedro: Una Guía Práctica de la Iglesia más Famosa de Roma

IMG_8468 copy

¿Abrumado por todas las opciones en la hermosa Ciudad del Vaticano? Lo entendemos. Tras visitar los Museos Vaticanos (usando nuestra guía práctica de los Museos Vaticanos) es el momento de ocuparse de la enorme iglesia que domina la pequeña ciudad del Vaticano: la Basílica de San Pedro.

La Basílica, de 2000 años de edad, acoge la mayor parte de las ceremonias importantes de la Iglesia Católica y es un símbolo clásico de la Ciudad del Vaticano. Pero visitarla no siempre es fácil, sobre todo en la temporada alta. Por eso hemos preparado esta guía práctica sobre cómo explorar todos los rincones de la antigua iglesia para conocer todos sus secretos.

La Basílica de San Pedro

La Pietá, de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro.

Visitar la Basílica de San Pedro puede ser un poco abrumador si no sabes qué ver y cómo verlo. El Pietá de Miguel Ángel es unas de las obras más famosas de la Basílica.

 Te puedes visitar La Basílica de forma gratuita, pero la cola para la entrada es a menudo tan impresionante como el propio edificio. La Basílica está abierta todos los días desde las 7:00 a las 19:00 (de abril a septiembre) y de 7:00 a las 18:00 de octubre a marzo. La mejor manera de evitar la multitud es llegar lo antes posible. Parecer obvio, pero pocos visitantes son capaces de presentarse en la entrada a las 7 de la mañana. Asegúrate de vestir adecuadamente (rodillas y hombros cubiertos tanto para los hombres como para las mujeres, independientemente de la temperatura) o te corres el riesgo de que te rechazen en la puerta, por mucho que hayas estado esperando.

El gran interior de la Basílica es impresionante, sobre todo para los visitantes primerizos. Para sacar el máximo provecho de tu visita, considera alquilar una audioguía en el quiosco en el interior de la basílica o apuntarse a una de nuestras visitas guiadas al Vaticano.

Asimismo, puedes combinar tu visita con la audiencia papal. Éstas se efectúan cada miércoles – cuando el pontífice está en Roma – y le permiten ver al Papa y recibir su bendición.

La Cúpula, Basílica de San Pedro

La vista desde la cúpula, Basílica de San Pedro.

Disfruta de la vista a más de 425 pies de altura (130 metros) desde la enorme cúpula de la Basí. (Foto por Heribert Pohl)

 Suba a los cielos para disfrutar de una perspectiva diferente durante su visita a la Basílica de San Pedro. La hermosa cúpula fue proyectada por Miguel Ángel en 1546 y tiene 130 metros de altura (425 pies). La cúpula de la Basílica de San Pedro está abierta al público todos los días desde las 8 a las 18 horas de abril a septiembre, desde las 8 hasta las 17 horas de octubre a marzo.

La entrada se encuentra en el pórtico de la Basí por 7 euros te puedes tomar el ascensor, que te ahorra algunas, aunque no todas, las escaleras. Si te apetece un poco de ejercicio, puedes subir por la escaleras tras pagar 5 euros. Una advertencia: la subida por las escaleras puede ser realmente agotadora, y no abundan las buenas vistas para disfrutar durante el ascenso.

Una vez arriba, puedes admirar una vista única de la nave y el altar, así como de la increíble vista sobre la plaza de San Pedro.

La Necrópolis del Vaticano

 Debajo de la iglesia se encuentran los misteriosos scavi del Vaticano, o excavaciones, un cementerio que data del siglo IV y que también es conocido como la Necrópolis Vaticana, la tumba de los muertos, o la tumba de San Pedro. Las excavaciones contienen el templo del emperador Constantino, fuentes subterráneas, edificios e incluso un graffiti antiguo que dice “Pedro está aquí”. Se cree asimismo que aquí se halla la tumba de San Pedro. Aunque muchos no consideran la Necrópolis Vaticana una parte imprescindible de la visita a la basílica, el lugar es alucinante … si puedes conseguir una entrada.

Con el objetivo de asegurar la conservación del lugar, solo se permite la entrada a 250 personas al día, en grupos de 12. La entrada cuesta 13 euros. El proceso de solicitud puede ser complicado por lo que conviene iniciarse con mucha antelación. Para las visitas personales, tendrás que ponerte en contacto con la Oficina de excavaciones por correo electrónico y dar los nombres de los participantes en su grupo, idioma deseado, y las fechas. Comienza el proceso al menos dos meses antes de su viaje – están muy solicitados. Finalmente, la Oficina se comunicará contigo y te hará saber si pudo hacer la reserva, así como la hora y la fecha de tu visita. Trata de llegar por lo menos 10 minutos antes de tu visita y vístete adecuadamente – es considerado un lugar sagrado.

Las Grutas del Vaticano

piazza-san-pedro

El conjunto de la Plaza de San Pedro es un testimonio de la historia y el poder de la Ciudad del Vaticano. La basílica, cúpula y subterráneo constituyen una visita que bien vale la pena. (Foto por David Ohmer.)

Una parte del complejo de los Scavi, la gran red de criptas bajo la Basílica de San Pedro, se denominan las “grutas vaticanas”. Se encuentran entre el suelo de la Necrópolis Vaticana (Scavi) y la planta baja de la Basí. Aquí encontrarás las tumbas de decenas de papas, entre ellas la tumba de Juan Pablo II. Las grutas están abiertas todos los días de las 7:00 a las 18:00 (de abril a septiembre) y de las 7:00 a las 17:00 (de octubre a marzo). La entrada está en el transepto de la Basílica de San Pedro. Para visitar, ponte en contacto con la Oficina de Excavaciones (Ufficio Scavi: + 39 06 69 88 53 18 o scavi@fsp.va).

Aunque muchos vendrán sólo para tomar algunas fotos de la arquitectura y la imponente plaza, no deberías dejar pasar la oportunidad de conocer todo lo que la basílica de San Pedro puede ofrecer. Explora la zona en detalle para disfrutar de una perspectiva única de esta basílica de fama mundial.

Lee el Walks of Italy guía a la Basílica de San Pedro!

Olvidamos algún lugar u obra de arte en nuestra guía a la Basílica de San Pedro? Avísanos en la sección e comentarios!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *